Praga: alternativas a los mercadillos de navidad tradicionales
Tiempo de lectura: 8 minutos

¡¡Que poco queda para que llegue la Navidad!!

Esperada por muchos con ilusión, es época de paz, amor, reuniones familiares… pero también de ir de compras, cocinar, calles llenas de gente ajetreada…

Tanto si eres de los que te pones el peculiar gorro de Papa Noel desde principios de noviembre 🎅, o de los que por el contrario preferiría coger un vuelo en esos meses e irse los más lejos posible, te ofrecemos la solución ideal para que disfrutes como más te guste estas fechas señaladas.

Los mercadillos de navidad ofrecen a los amantes de estas celebraciones un entorno entrañable donde experimentar de forma plena el ambiente festivo, pero…

En esta ocasión, te ofrecemos la posibilidad de que conozcas la gran variedad de mercadillos alternativos a los tradicionales que se encuentran en la ciudad de Praga, y al mismo tiempo, hacer turismo por uno de los lugares considerados más bonitos de Europa.

Mercadillo de navidad en Praga

¡¡Podrás tener la navidad que siempre has soñado, sea del tipo que sea!!👍

Sólo te queda decidirte, aventurarte a pasear por esta increíble ciudad y pasar las navidades de tu vida.

¿¿Estamos todos listos?? ¡¡Pues comenzamos el viaje!!

4 de los mercadillos más importantes de Praga.

La ciudad de Praga luce de forma espectacular en Navidades.

Podremos encontrar calles iluminadas, escaparates decorados, olor a chocolate caliente en cada esquina y sus llamativos mercadillos de navidad, que se catalogan entre los más atractivos del mundo.

Los mercadillos están formados por casetas de madera donde no sólo encontramos artículos de navidad, además, se venden gran variedad de productos como juguetes de artesanía checa, marionetas y el famoso cristal de bohemia (ambos típicos souvenirs).

Souvenirs típicos de Praga

De igual manera, podremos degustar alimentos calientes como las salchichas y el jamón asado “Pražská šunka”, el famoso dulce “trdelník”, y bebidas típicas como el vino caliente “svařák”.

Joyas hechas a mano, ropa de abrigo, adornos… son sólo un ejemplo de la gran variedad de objetos diferentes y curiosos puestos a la venta.

Se encuentran a poca distancia unos de otros, por lo que fácilmente puedes visitar caminando los que más te interesen.

Dulce típico checo

Fechas

Generalmente, los encontramos abiertos desde el día 1 hasta el 30 de diciembre.

Sin embargo, algunos comienzan su actividad a finales de noviembre y la terminan varios días antes de que acabe el año o en la primera semana de enero.

Horarios

El horario de apertura suele abarcar desde las 9:00-10:00 de la mañana, hasta las 22:00 de la noche los fines de semana.

Durante la semana suele cerrar entorno a las 19:00 o 20:00 horas.

Todo depende del mercadillo que se visite. Infórmate allí mismo del horario, ya que puede variar cada año.

Entre los más conocidos encontramos:

Plaza de la ciudad vieja (Staroměstské Náměstí)

Aquí se concentra el mercado más grande y concurrido de la ciudad junto al espectacular árbol de navidad con más luces de toda la República Checa.
Además, se recrea una representación del pesebre donde las figuras de María, José, el niño Jesús y los Reyes Magos están acompañadas de animales vivos entre los que encontramos un burro, ovejas y cabras.

Los más pequeños de la familia te agradecerán su visita.

Este es el mercado perfecto para comprar los recuerdos típicos del lugar.

Se realizan también numerosos conciertos y es común ver distintos coros entonando villancicos.

Todo el conjunto hace que tengamos una adorable estampa navideña difícil de igualar.

Plaza vieja de Praga

Plaza de Wenceslao (Václavské Náměstí)

Con otro árbol de navidad presidiendo la plaza, la comida y los regalos hechos a mano tienen igual importancia en un mercado donde se concentran multitud de personas, sobre todo por las tardes.

Plaza de la República (Náměstí Republiky)

La comida desempeña un papel muy importante en esta plaza, por lo que es uno de los mejores sitios para probar deliciosos platos típicos de la región.

Es un mercado menos frecuentado por el turismo, tendremos así más libertad de movimiento para pasear y vivir una experiencia más local y auténtica.

Mercadillo Havelské tržiště

Este es el más singular de los mercadillos de Praga. Se celebra desde el siglo XIII y sigue manteniendo esa esencia medieval tan característica gracias a sus numerosos puestos de artesano.

10 TIPS PARA DISFRUTAR AL MÁXIMO DE LOS MERCADILLOS DE NAVIDAD EN PRAGA:

1. En los mercados más pequeños encontraremos precios más baratos en los artículos.

2. Si lo tuyo son las compras, lo mejor para no llenarte las manos de bolsas y que puedas seguir comprando sin obstáculos, es que guardes una mochila vacía en tu maleta de viaje, la traigas contigo a los mercadillos y coloques ahí tus objetos favoritos.

La forma más cómoda para traerlos de vuelta a casa en el avión.

Si no te cabe todo en una mochila, puedes plantearte comprar una maleta en el destino y facturarla en el vuelo de vuelta.

3. Si viajas con niños a Praga, el mercado de la Ciudad Vieja es el idóneo, ya que parece sacado de un cuento de Navidad, el gran árbol y el pesebre harán que los más pequeños se entretengan mientras realizamos nuestras compras.

4. El momento perfecto para visitar los mercadillos es a primera hora de la mañana o a última de la tarde, cuando la afluencia de gente es menor. Así podemos estar más tranquilos cuando visitemos los puestos y apreciar mejor todo lo que nos ofrecen.

5. Si eres de los que te gusta la Navidad y quieres vivirla intensamente, por la noche el ambiente es mágico. Las calles se iluminan con miles de luces de colores y la música brota de cada rincón cuando menos te lo esperas. Todo esto ameniza nuestro paseo por una ciudad que parece un museo al aire libre.

Praga de noche

6. Disfruta de uno de los tantos conciertos gratuitos que se celebran en las plazas centrales. Los coros de villancicos también son muy habituales.

7. Si eres de los que no te importa madrugar, las mejores fotos se sacan al amanecer. Es un momento mágico donde la ciudad está casi vacía y se despierta con las luces de la mañana, que hacen que los enclaves más llamativos luzcan de una manera especial.

8. Después de nuestras compras, podemos aprovechar para cenar en la multitud de puestos callejeros que nos encontramos en las plazas y alrededores. Una comida y bebida bien caliente nos ayudará a soportar mejor el frío típico de estas fechas.

9. Y hablando de frío, para que las bajas temperaturas de estos últimos meses del año no te fastidien la experiencia, recuerda abrigarte muy bien. Lo ideal es hacerlo en capas, para que cuando entres a locales con aire acondicionado puedas quitarte rápidamente varias prendas de ropa. No te olvides los guantes, gorro e impermeable o paraguas.

10. Lo ideal es alojarte cerca del casco antiguo. Esto te permite desplazarte a pie para visitar los lugares más relevantes de la ciudad además de sus mercadillos. Así aprovecharás mejor el día.

INFORMACIÓN ÚTIL PARA TU VISITA A PRAGA.

Praga es una ciudad que hechiza al viajero a primera vista. Cargada de leyendas, con un imponente castillo y preciosas casitas de cuento, cuando paseas por sus calles adoquinadas da la impresión de que damos un salto en el tiempo, a una época de caballeros valientes y princesas encantadas.

Puente de San Carlos

Cómo llegar a Praga:

Tenemos distintas maneras de viajar a la capital checa.

La forma más rápida es el avión. Desde los principales aeropuertos españoles salen vuelos directos Praga.

Aproximadamente 3 horas es el tiempo que tardamos en llegar al Aeropuerto Internacional de Praga Václav Havel.

Podemos optar por varias compañías aéreas que ofrecen tanto vuelos directos como con escalas.

Desde el Aeropuerto al centro de Praga se puede ir en taxi o en autobús, este último trasporte enlaza posteriormente con el metro.

Nosotros recomendamos el traslado privado. Sea compartido o individual, es la forma menos complicada y más cómoda de llegar al hotel elegido.

Desde distintas ciudades europeas salen trenes hacia Praga. Si nos interesa este método de transporte, en la página de la compañía TGV Europe  podemos consultar horarios, tarifas y reservar los billetes.

Si tenemos mucho tiempo de vacaciones y queremos visitar más países, para los más aventureros alquilar un coche es la opción ideal.

Viajar en coche nos permite libertad para poder visitar más localizaciones de camino a Praga y tomarnos el tiempo que deseemos en conocerlas.

Cómo moverte por la ciudad:

La ciudad tiene una excelente red de trasporte público que te llevará a los sitios más relevantes.

Aconsejamos el metro o tranvía. Son los dos transportes más útiles si quieres visitar el centro de Praga.

Para distancias más largas puedes optar por el autobús o taxi, siendo este último transporte el más caro.

Idioma y moneda:

El Idioma oficial es el checo, pero si sabes algo de inglés puedes entenderte en la mayoría de los lugares turísticos.

Te nombramos 4 palabras en checo para que te vayas familiarizándote:

-Hola; Dobrý den
-Adiós; Na shledanou.
-Gracias; Děkuji
-Por favor; Prosim.

La moneda oficial de Praga en la Corona Checa (CZK).

En el centro de la ciudad encontramos numerosos bancos y cajeros automáticos, así como casas de cambio (sugerimos estás últimas ya que ofrecen el mejor tipo de conversión), pero la mejor forma de pagar ahorrando comisiones es con la tarjeta de crédito.

Al pagar con la tarjeta, el tipo de cambio que se aplica es el que existe en ese momento. Infórmate con tu banco antes de viajar qué comisión te cobrará cuando realices una transacción.

El tiempo en Praga:

En primavera encontraremos las temperaturas más suaves del año. Es el mejor momento para recorrer la ciudad ya que es la temporada baja para el turismo.

En los meses de verano, la temperatura puede llegar a rondar los 30 grados. Es temporada alta y encontraremos muchísimos visitantes y los precios más caros.

Praga nevada en Invierno

Otoño también es una estupenda época para viajar, la temperatura no es tan alta y las lluvias no muy abundantes.

En los meses de invierno los termómetros bajan y marcan una media de 0 grados, pero encontraremos una preciosa ciudad llena de nieve, haciéndola aún más bonita si cabe.

¡¡No hay problema, nos encanta la ropa calentita!! 😉

Donde Alojarte:

Las 5 zonas más céntricas de alojamiento para llegar de forma rápida a la mayoría de los lugares turísticos son:

Ciudad vieja o Staré Mesto.

En la zona medieval histórica junto a los edificios y plazas más importantes.

Ciudad Pequeña o Malá Strana.

Al otro lado del puente de la ciudad. Una zona muy bien conservada llena de restaurantes y tiendas.

Ciudad Nueva o Nove Mesto.

Elegante barrio con museos y variadas zonas de ocio.

Barrio Judío o Josefov.

Perfecto para meternos de lleno en las más antiguas tradiciones.

Zona del castillo o Hradcany.

El barrio más curioso y monumental de Praga.

Preciosa vista del Castillo de Praga desde el otro lado del río

Los imprescindibles de Praga:

Puente de Carlos

15 estatuas a cada lado de este impresionante puente medieval nos dan la bienvenida a la ciudad que se presenta ante nosotros de forma majestuosa.

El puente de San Carlos une la Ciudad Vieja con la Ciudad Pequeña

Plaza de la Ciudad Vieja

Representa el centro neurálgico de la ciudad donde se encuentran además alguno de los edificios más emblemáticos.

Castillo de Praga

El castillo medieval más grande del mundo es una maravilla que no podemos perdernos.

Se compone de un enorme conjunto de edificios y calles donde se encuentra la Catedral de San Vito, el llamativo callejón del Oro con sus casitas de colores, el Antiguo Palacio Real y el Convento de San Jorge.

La Torre de la Pólvora

Preciosa torre gótica en la ciudad vieja donde antiguamente se almacenaba pólvora, de ahí su nombre.

El Reloj Astronómico

Se encuentra en la Pared Sur del Ayuntamiento de Praga, en la Plaza de la ciudad vieja.

Este famoso reloj, cada vez que marca las horas, nos deleita con un curioso desfile compuesto por figuras de los 12 apóstoles junto a las figuras del Turco, la Avaricia, la Vanidad y la Muerte.

Es quizá el lugar más admirado en Praga. Como complemento a nuestra visita, podemos subir a la torre del Ayuntamiento y admirar unas fantásticas vistas de la ciudad vieja en cualquier época del año.

Detalles del Reloj astronómico en la torre del Ayuntamiento de Praga.

Plaza de Wenceslao

Donde se han celebrado los acontecimientos de la historia más reciente de Praga y se localiza el Museo nacional de Praga.

Para terminar, te recomendamos además un entretenido paseo en barco por el río Moldaba.

Podrás ver la ciudad de una forma divertida y romántica. Seguro que a los más pequeños les encanta.

En nuestra página web, en el apartado de Excursiones y Actividades puedes reservar esta experiencia y muchas más.

Río Moldava

Tanto si buscas tu recuerdo o regalo especial sumergido entre mercadillos, contagiándote del espíritu navideño que los rodea, como si lo que quieres es conocer uno de los destinos europeos más nombrados gracias a su exquisita belleza, Praga es tu destino.

Nuestros paquetes de Vuelo+hotel a Praga conseguirán que ahorres tiempo y dinero, ya que, como especialistas en viajes, además de aconsejarte, te podemos ofrecer todos los servicios necesarios para el viaje en un solo click.

Ciudad de Praga

Tu viaje anhelado, se puede hacer realidad en una magnífica ciudad, donde podrás vivir “tu navidad particular” de la mejor forma posible.

¡Porque, sea cual sea el mes del calendario, lo importante es ser felices todo el año! 🤗

Ofertas de vuelo + hotel a Praga en Navidad