Amigos Viajeros @flavio_14_dh___ y @maria_rowling
Tiempo de lectura: 8 minutos

¡Participa en nuestra sección “Amigos viajeros”!

Escríbenos para contarnos ese lugar que te gusta tanto y al que te encantaría volver, aquella divertida anécdota que te pasó en tus vacaciones, cuáles son tus libros o guías de viaje favoritas, los platos típicos internacionales que más te gustan…

Y si no viajas… También puedes escribirnos para que nos enseñes tus rincones preferidos del lugar donde vives, mostrarnos fotos de tu ciudad o de tu pueblo, explicarnos las fiestas populares que se hacen en él o los museos, plazas o parques que podemos visitar.

Pondremos tus enlaces a redes sociales y blog (si tienes) para que así todos te puedan conocerte mejor.

Para obtener más información sobre cómo participar, puedes dejar un comentario al final de este post o enviarnos un mail a marketing@tubillete.com.

¡Este es un espacio creado por y para los viajeros! ¡ Un gran escaparate para expresarnos, conocernos y aprender los unos de los otros! ¡Anímate a participar! ¡Sé uno de nuestros amigos viajeros! 😍

**************************************************************************************************************************************************************************************

¿Cuál ha sido el mejor viaje de tu vida? Nuestros amigos viajeros @flavio_14:_dh__ y @maria_rowling nos cuentan el suyo: Un Road Trip por el oeste de los Estados Unidos. 

¡Y nos lo explican al detalle y con unas fotos fantásticas! Un viaje inolvidable para ellos que les ha marcado para siempre y que ahora nos relatan con gran entusiasmo. Te va a encantar como cuentan estos jóvenes e intrepidos viajeros su aventura por tierras americanas. ¡Nosotros ya hemos tomado buena nota de toda la ruta!

 

ROAD TRIP POR EL OESTE DE LOS ESTADOS UNIDOS

Hola, somos Flavio y María, nos encanta esa ruptura con lo rutinario que supone hacer un viaje, por eso, cada vez que nuestros compromisos nos lo permiten, no dudamos en subir a un avión y visitar otros lugares del mundo.

En esta ocasión tenemos el placer de compartir nuestra experiencia en el que ha sido el mejor viaje de nuestra vida, un Road Trip por el oeste de los estados unidos.

Después de un importante período de planificación previa en el que ajustamos nuestros destinos al tiempo que teníamos, calculamos los viajes por carretera y decidimos los alojamientos en los que pararíamos a descansar, llegaba el día: Estábamos rumbo Los Ángeles donde comenzaría y terminaría nuestra ruta.

Los Ángeles

Lo definiríamos como una ciudad de película, y es que literalmente lo es. Todo tiene un aire a lo que hemos visto en series, cine, etc…

Desde que sales del aeropuerto te encuentras con sus famosas calles repletas de palmeras. Estás en una de las ciudades más pobladas de Estados Unidos y sin embargo, no agobia debido a su gran extensión y a que, a excepción del downtown, los edificios no son de gran altura. Existe una gran diversidad de culturas, con ese aire pacífico costero como el que puedes respirar paseando por el muelle de Santa Mónica o en Venice Beach, cuna del surf y parte del movimiento hippie o el lujo y la fama de lugares como Hollywood, Beverly Hills o Bel-Air.

Amigos Viajeros @flavio_14_dh___ y @maria_rowling

Los Angeles.

Pacific Coast Highway

Después de unos días en Los Ángeles tomamos rumbo norte a través de la costa del Pacífico.  En esta etapa del viaje disfrutamos del amanecer en las playas de Malibú, visitamos un pueblo danés  llamado Solvang que te transportaba directamente desde América a Dinamarca, quedamos deslumbrados con los paisajes que nos iba ofreciendo la costa mientras seguíamos nuestro camino junto al océano pacífico: lugares como Morro Bay, Big Sur, las McWay Falls unas cataratas que desembocan directamente a una paradisíaca playa, el puente Bixby Creek y Piedras Blancas donde un gran grupo de elefantes marinos ha convertido la playa en su lugar de descanso.

Para finalizar la jornada visitamos Carmel by the Sea, un precioso pueblo costero con playas de arena blanca, en el que cabe destacar cómo curiosidad que tuvo en el pasado al actor Clint Eastwood como su alcalde.

Amigos Viajeros @flavio_14_dh___ y @maria_rowling

Pacific Coast Highway.

San Francisco

Nuestro destino mas al norte era la ciudad de San Francisco, de camino a ella aprovechamos para visitar Silicon Valley y ver los famosos cuarteles generales de Apple, Google y Facebook además de un centro de investigación de la NASA. Luego nos pusimos de nuevo en camino y llegamos a una ciudad que quedó grabada en nuestros corazones y es que cuando llegas a San Francisco te enamoras. Sus singulares calles siempre en pronunciadas subidas o bajadas, sus casas victorianas, la zona de los muelles, la histórica prisión de Alcatraz o el icónico puente Golden Gate hacen que no te olvides jamás de esta mágica ciudad.

Amigos Viajeros @flavio_14_dh___ y @maria_rowling

San Francisco.

Yosemite

Después de pasar unos días fantásticos en San Francisco nos pusimos rumbo este, hacia el Parque Nacional de Yosemite. Decidimos hacer una primera parada en Mariposa Grove un bonito bosque hogar de alrededor de 500 secuoyas gigantes, la mayor de ellas alcanza los 63,7 metros de altura, tiene una base de 29 metros de circunferencia que no deja a uno indiferente y se estima que su edad esté entre los 1900 y 2400 años.

Tras haber pasado la noche en el pueblo minero de Mariposa nos dirigimos al día siguiente al valle de Yosemite; con el rio Merced acompañándonos durante el camino llegamos a uno de los lugares más impresionantes de los que hayamos visto nunca.

En primer lugar nos acercamos al mirador Tunnel View, donde puedes ver una panorámica de todo el valle, y nos quedamos sin aliento al ver tanta belleza en forma de cascadas, bosques y montañas, es un lugar que te conciencia sobre lo que este planeta es y que te lleva a pensar lo que fue antes de nuestro paso por él.

Decidimos adentrarnos en el valle y descubrimos lagos que reflejan el paisaje como si fuesen un espejo, la verticalidad de montañas como El Capitán, la emoción de ir caminando a escasos metros de una cascada… algunos amigos bromeaban con que las fotos que allí tomamos no eran reales sino que eran de estudio por lo idílico del paisaje y es que Yosemite nos enriqueció de una manera que nunca olvidaremos.

Después de pasar el día en el parque partimos hacía el norte para cruzar la sierra nevada de California, 6 horas de carretera de montaña, con una nevada repentina incluida, que nos llevaron al pueblo donde pasaríamos la noche, Mammoth Lakes, antes de continuar nuestro road trip hacía el Death Valley.

Amigos Viajeros @flavio_14_dh___ y @maria_rowling

Yosemite

Death Valley y Las Vegas

Al día siguiente nos pusimos en pie bien temprano y salimos hacía el Valle de la Muerte, las primeras personas que pasaron por aquí lo describieron como un lugar “Sin ríos donde beber, y sin árboles para ahorcarse” de ahí su nombre. Es uno de los lugares que presume de tener las temperaturas más altas del planeta aunque durante nuestra visita afortunadamente hacía bastante fresco. En él pudimos visitar la cuenca de Badwater, el punto más bajo de América del Norte a 86 metros por debajo del nivel del mar, o el Artists Palette una cadena de montañas donde el oxido de los diferentes minerales hace ver una paleta de colores sobre ellas.

Tras pasar la mañana en el desierto tomamos dirección a Las Vegas, cambio de estado y cambio de aires. La describiríamos como vicio y locura.  Todos los días a todas horas es una fiesta continua. Se entremezcla el lujo de los grandes casinos con el caos de la calle y dan como resultado una ciudad única que hay que visitar una vez en la vida (o varias si lo tuyo es la fiesta)

Amigos Viajeros @flavio_14_dh___ y @maria_rowling

Las Vegas

Bryce Canyon y Page

Después de nuestro “Resacón en Las Vegas” salimos hacía el estado de Utah para visitar el Bryce Canyon, un parque nacional famoso por sus formaciones rocosas rojizas en forma de chimeneas. Es un parque muy cómodo por el hecho de que vas recorriendo los miradores por carretera en lo que ellos llaman el anfiteatro.

Alucinamos con lo caprichosa que puede ser la erosión de la naturaleza por lo singular del sitio y continuamos nuestro viaje ya que nuestro siguiente destino estaba todavía a bastantes horas de distancia; nos dirigíamos esta vez a Page, un pueblo dentro de la “Navajo Nation”, en el estado de Arizona, donde pasaríamos la noche y en el que visitaríamos el Horseshoe Bend,  una curva pronunciada del rio Colorado con forma de herradura de caballo, que junto al ocaso que sucedía al fondo y los tonos rojizos característicos de Arizona nos ofreció una imagen y unas sensaciones que no olvidaremos jamás.

Amigos Viajeros @flavio_14_dh___ y @maria_rowling

Bryce Canyon

Amigos Viajeros @flavio_14_dh___ y @maria_rowling

Horseshoe Bend

Antelope Canyon y Monument Valley

En esta etapa del viaje seguíamos dirección al este pero, antes de dejar Page, hicimos visita obligada al Antelope Canyon: una travesía a través de un estrecho cañón en la tierra donde su color rojizo, sus estrechamientos y sus curvas juegan con la luz que se filtra desde la superficie y te hacen vivir una experiencia surrealista.

A todo esto le sumamos que nos acompañaba un joven guía de la tribu Navajo (los cuales organizan estas excursiones) que enriqueció muchísimo nuestra visita con sus conocimientos y anécdotas del lugar.

Una vez terminada nuestra visita pusimos rumbo al borde de Utah con Arizona para visitar el Monument Valley, escenario de muchísimas películas de western por la espectacular formación de las mesas montañosas en medio del gran valle. Aquí pasamos la tarde recorriendo con nuestro coche el parque y quedando fascinados por el mítico lugar que se nos presentaba delante.

Hicimos noche en un hotel dentro del parque y previo manguerazo al coche y desayuno viendo como salía el sol entre el Monument nos pusimos de nuevo en la carretera, esta vez el rumbo era oeste y el primer punto de parada el Gran Cañón.

Amigos Viajeros @flavio_14_dh___ y @maria_rowling

Antelope

Amigos Viajeros @flavio_14_dh___ y @maria_rowling

Monument Valley

Gran Cañón

Como en cada etapa de este viaje nos invadía la sensación agridulce de dejar atrás otro lugar maravilloso pero rápidamente nos ilusionábamos con lo que venía por delante. 3 horas y 176 millas de viaje (283 km) después llegábamos a la entrada del parque nacional del Gran Cañón y una vez allí sentados en el primer mirador, descubrimos por qué es merecedor de su adjetivo; tu vista se pierde en la inmensidad de esa garganta que durante millones de años ha ido escarpando el río Colorado, llegando en algunos puntos a tener 29 km de ancho.

Disfrutamos de un día soleado recorriendo los distintos miradores que se pueden visitar y que te permiten tener diferentes perspectivas de este testigo de la historia del planeta como demuestran las rocas que lo componen de las que se ha comprobado científicamente que pueden llegar hasta los 230 millones de años de antigüedad. Un lugar, sin duda, impresionante.

Amigos Viajeros @flavio_14_dh___ y @maria_rowling

Gran Cañon. / Grand Canyon

Ruta 66

Nuestra siguiente etapa consistía en recorrer la llamada calle principal de América: la Ruta 66, de vuelta a Los Ángeles. Tras salir del Gran Cañón pasado el mediodía decidimos pasar la noche en uno de los míticos pueblos de la 66, Williams, un pueblo repleto de tiendas con letreros de neon, gasolineras clásicas, moteles de carretera y los famosos diner en los que recuperabas energía a base de un buen batido.

Al día siguiente partimos hacia el oeste, con la previsión de unas 500 millas por delante (804 km) fuimos parando en los puntos más interesantes de esta ruta, fue aquí donde vivimos el clásico ambiente americano, en este icono de los road trip.  Lugares cargados de nostalgia de lo que en su día fue la ruta más importante en los Estados Unidos y que ahora vive de su atractivo turístico habiendo quedado relegada de su importancia por una rápida y directa autovía.

Pudimos visitar desde los típicos lugares rocambolescos repletos de coches clásicos americanos hasta un antiguo pueblo minero en mitad del desierto llamado Oatman, donde los protagonistas son unos burros que deambulan por las calles y tiendas esperando que los turistas les den un aperitivo (puedes comprar comida para ellos en las tiendas por 1$).

Nuestras últimas paradas en esta ruta fueron para almorzar, en otro clásico Diner y en un auténtico pueblo fantasma llamado “Cálico”, donde viajamos ciento cuarenta años atrás en el tiempo.

Por último, al caer la tarde llegábamos de nuevo a nuestro punto de partida: Los Ángeles, concretamente al muelle de Santa Mónica donde se ubica la famosa señal que indica el final de la Ruta 66.

Amigos Viajeros @flavio_14_dh___ y @maria_rowling

Route 66

Los Ángeles Universal

Último día de nuestra aventura. A modo de recompensa como quien ha llegado a la meta decidimos dedicarlo íntegramente al Parque de Atracciones de Universal, en Hollywood, donde disfrutamos como niños en sus atracciones, paseamos por las calles de Springfield, montamos en montañas rusas y vivimos la magia de visitar Hogwarts.

Amigos Viajeros @flavio_14_dh___ y @maria_rowling

Universal Studios

Amigos Viajeros @flavio_14_dh___ y @maria_rowling

Universal Studios

Al anochecer decidimos despedimos de este road trip subiendo a uno de los lugares más icónicos de Los Ángeles: El Observatorio Griffith, que debido a su elevada posición es uno de los mejores miradores desde donde poder apreciar la inmensidad de esta gran ciudad. Desde allí veíamos como se alejaban las luces de las calles hasta perderse en el horizonte y estando ahí después de 15 días todavía no podíamos creer lo que habíamos vivido y ya empezábamos a preguntarnos cuando volveríamos a visitar todos aquellos lugares tan alucinantes que siempre tendrán un lugar en nuestras memorias.

Amigos Viajeros @flavio_14_dh___ y @maria_rowling

Observatorio Griffith. / Griffith Observatory

Sin duda alguna, el mejor viaje de nuestra vida.

Flavio y María.

 

INSTAGRAM: @flavio_14:_dh__ y @maria_rowling

Amigos Viajeros @flavio_14:_dh__ y @maria_rowling

CONSIGUE-OFERTAS