Qué hacer en Nueva York
Tiempo de lectura: 4 minutos

A lo mejor es tu primera visita a Nueva York, o quizás ya has visitado la ciudad que nunca duerme en otras ocasiones. Sea como sea, estás buscando qué hacer en Nueva York que no sea lo de siempre; porque el Empire State y Central Park están muy bien, pero siempre queremos algo más, algo que se salga de la norma…

En esta lista hemos reunido un buen puñado de cosas curiosas y distintas que harán de tu viaje a Nueva York una experiencia distinta.

Para empezar, ¡hay vida más allá de Manhattan! La ciudad la componen 5 boroughs o distritos (Brooklyn, Queens, The Bronx, Staten Island y Manhattan) y todos tienen su encanto. ¡Ven a conocerlos!

Qué hacer en Nueva York

Brooklyn: DUMBO y Prospect Park.

Cuando la gente me pregunta sobre qué hacer en Nueva York que no sea lo de siempre, empiezo por enviarlos a Prospect Park. Pero es cierto que es tan grande y hay tanto que hacer que puedes pasar allí una semana. Realmente parece que no estás en el NY que esperabas encontrar…

Así que, para compensar, los mando también a DUMBO. Nada que ver con el adorable elefantito. Down Under the Manhattan Bridge Overpass es una antigua zona portuaria que ha sabido reconvertirse en un vibrante territorio artístico. Junto con Brooklyn Heights, las mejores y más esperadas vistas de la Nueva York que todos tenemos en la cabeza.

Brooklyn: Coney Island.

Todo un clásico que no deja de ser algo curioso. Además, es una de esas cosas que hacer en Nueva York gratis, así que miel sobre hojuelas. La “playa de Nueva York” (hace mucho que no es una isla) lleva más de cien años siendo dedicada al ocio: balnearios, casinos y por supuesto parques de atracciones…

Tras la Segunda Guerra Mundial comenzó su periodo de decadencia; hoy en día, ahí radica su atractivo, en su pinta de feria de atracciones venida a menos. Acuarios, cines de verano, puestos de comida y, claro está, norias y montañas rusas. También hay gente bastante rara; otro de sus encantos.

Queens: Flushing Main Street.

Encontrar un barrio chino no es, en principio, una de las cosas curiosas que hacer en Nueva York, porque en realidad hay muchos barrios chinos. Este caso es algo especial. La propia estación de metro (la última parada de la línea 7) es en sí misma todo un atractivo, artísticamente hablando. Pero fuera…

Prepárate, porque es la calle más transitada de todo el país después de Times Square. Un hormiguero lleno de lugares donde comer, comprar, curiosear y quedarse atónito con la diversidad cultural de la ciudad. Una cosa es que te lo cuenten y otra muy distinta, verlo y vivirlo.

View this post on Instagram

Scene in Flushing 👀 #punny 🚦🚗🚶🏽🚲

A post shared by Queens of Queens NY (@queensofqueensny) on

Queens: Roosevelt Avenue y Terraza 7.

Esta arteria central del norte del barrio es una especie de tarjeta postal en movimiento que representa perfectamente el Nueva York más real, el de todos los días, el que tanto hemos visto en el cine y la literatura y que con frecuencia buscamos sin encontrarlo en pleno Manhattan.

Recorrer la calle es en sí mismo es todo un viaje dentro del viaje. Pero si además de andar quieres detenerte, tomar algo y escuchar buena música, Terraza 7 puede ser una excelente opción. Actuaciones en directo prácticamente diarias, ambiente latino y una carta estupenda. Lo encontrarás en Gleane St. (Elmhurst), cerca de la parada de metro 82 St.

The Bronx: New York Botanical Garden.

El gran Jardín Botánico de Nueva York es mucho más que eso. Y no sólo porque sea un lugar precioso. Además de plantas (y hay nada menos que 48 jardines distintos), encontrarás docenas de actividades para todos los gustos: música, cursos, exposiciones, visitas guiadas, actividades con niños… Te sorprenderá seguro.

Un paseo por este oasis victoriano con más de un siglo de historia te permitirá encontrar el último reducto de naturaleza virgen (en serio) de la zona. Está justo al norte del famoso Zoo, en 2900 Southern Blvd. El acceso más cercano en transporte público es la parada de Bedford Park. Abre de 10.00 a 18.00 excepto los lunes.

The Bronx: Arthur Avenue.

El auténtico barro italiano del Bronx, con todo su jugo. ¿No has visto Una historia del Bronx (Por cierto, si te gusta el cine, no te pierdas nuestro Nueva York de cine: 7 lugares de película)? Pues eso. El lugar se conoce como Belmont y el acceso más cercano en transporte público es Fordham.

No es Italia, es la Italia de Nueva York. Con sus tiendas, restaurantes, paisaje, paisanaje y demás… No como los que encontrarías en Italia, sino los generados por la comunidad emigrante, una auténtica Little Italy.  Una gran opción si te preguntas qué hacer en Nueva York una tarde cualquiera.

Staten Island: Ferry.

Es difícil decidir qué hacer en Nueva York, pero en Staten Island (¡pronunciado “estaten”, no “esteiten”!) es todavía más difícil. En este caso, y a mi modo de ver (para gustos hay colores), porque es el más anodino de todos los distritos neoyorquinos: zona residencial y conservadora, la gran desconocida… con razón.

En todo caso, hay algo que no deja de tener su encanto: el ferry entre Staten Island y Manhattan. Para empezar, es gratis. Para seguir, funciona constantemente (servicios cada media hora entre Whitehall y St. George), así que es fácil encajarlo en cualquier agenda. Y por último, ofrece grandes vistas del sur de Manhattan.

Manhattan: The Cloisters.

Seguramente ya hayas oído hablar de ellos, pero eso no hace que deje de ser algo muy curioso. A principios del siglo XX se reunieron varios fragmentos de abadías francesas y se erigió este Frankestein románico en el extremo norte de la isla. Por eso es The Cloisters, en plural.

Se encuentra en el corazón de Fort Tryon Park (99 Margaret Corbin Drive, parada de metro 191 St.) y pertenece al MET (Metropolitan Museum of Art), así que cosas que ver y hacer no faltan. Ya que estás, pásate por el ábside de la iglesia segoviana de San Martín de Fuentidueña, que también está aquí.

Manhattan: High Line Park.

Terminamos por todo lo alto, nunca mejor dicho, con High Line Park. ¿Ves estas vías de tren elevadas tan típicas de las películas americanas de cine negro? ¡Pues esta se ha convertido en un parque! En 2009 los vecinos lo salvaron de la demolición y lo convirtieron en un peculiar espacio dedicado a la naturaleza y el arte.

Mide algo más de un par de kilómetros (el último tramo fue inaugurado en 2014), cuenta con numerosos accesos y mucha vida local. Si tienes un rato libre, estás por el West Side y no sabes qué hacer en Nueva York, siempre puedes venir a ver qué se cuece por aquí.

View this post on Instagram

High Line to najmłodszy park w Nowym Jorku. Urządzono go na estakadzie, którą kiedyś biegła linia kolejowa, zresztą szyny kolejowe są nadal widoczne. Ostatni pociąg przejechał w 1980 roku. Pierwszy odcinek promenady ukończono w 2009 r. Dziś High Line to długa na ponad 2 km promenada, położona trzy piętra nad poziomem ulicy, z ławkami, instalacjami artystycznymi, fontannami i barami. ________________________________________ #highlinepark #highlinenyc #thehighline #streetsofnewyorkcity #nycvibes #newyorkparks #nycpark #springinnewyork #explorenyc #visitnyc #newyork_world #newyorkgram #newyorkarea #newyorkcityfeelings #newyorkvibes #travelnyc #imagesofnewyork #wildnewyork #ig_newyork #newyorkphotoshoot #city_of_newyork #igersnycity #nowyjork #podróżowanie #zwiedzanie #zwiedzam

A post shared by Barbara (@barbarasz87) on

¡Ojalá la lista de haya servido para inspirarte! Si necesitas más información o ayuda para preparar tus excursiones, desplazamientos o alojamiento en Nueva York, puedes llamarnos por teléfono al 922 15 12 51 o escribirnos un correo a ofertas@tubillete.com. También puedes contactar con nosotros a través de este formulario.