Escapadas - Posted on

Descubre La Gomera

SALIDAS DESDE NORTE/SUR

(foto: Flickr | jtoledo)

Podemos decir que visitar La Gomera, es visitar la tierra que antes de saltar a la inmortalidad pisó el muy conocido marino genovés Cristóbal Colón en su viaje hacia el “Nuevo Mundo”. Por tanto, podemos afirmar que visitar la isla es visitar también un fragmento importante de ese extraordinario acontecimiento.

En su capital, San Sebastián de la Gomera, podremos encontrar monumentos referentes a este histórico viaje, como la Torre del Conde o el Pozo de la Aguada, donde repostaron el agua las embarcaciones para su histórica expedición. También podremos descubrir unos paisajes y costumbres que han hecho y harán historia.

Siempre se han apreciado sus bosques especialmente conservados. El Parque Nacional de Garajonay que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1986, acoge en sus límites una importante reserva de Laurisilva única en el mundo y se ha conservado de tal forma, que algunos expertos llegan a opinar que este bosque podría ser similar a los del sur de Europa y norte del continente Africano de hace millones de años (Terciario).

(foto: Flickr| alcebal2002)

Este enclave natural se encuentra en una meseta formada por la erosión que también ha logrado poner al descubierto lo que denominamos roques. Estas formaciones son de material eruptivo que se solidificó lentamente obstruyendo la salida entre rocas basálticas. Entre los roques destacan, El Cano, La Fortaleza de Chipude, el Calvario de Alajeró, el de Agando y también Los Órganos de Vallehermoso, de similar formación pero que sólo son divisables desde el mar. A estos últimos algunos les comparan con la Calzada de los Gigantes de Irlanda.

Entre toda esta belleza natural y una orografía sumamente escarpada, los pobladores de la isla ingeniaron para comunicarse un lenguaje único en el mundo, el Silbo Gomero, con el que son capaces de transmitir su mensaje a kilómetros de distancia con una facilidad asombrosa.

Además han desarrollado una técnica mediante la cual extraen de una especie autóctona de palmera una sabia llamada Guarapo, que concentrada por cocción, se transforma en la miel de palma. He aquí un excelente recuerdo culinario de una isla repleta de paisajes naturales y lugares insólitos.

Nota: Almuerzo incluido. Recomendamos prenda de abrigo y calzado cómodo.

 

Más información y reservas en tubiescapadas@tubillete.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *